Siempre es bonito que reconozcan tu trabajo.

2ª Exposición colectiva El Cabo en Fotos

¿Por qué haces fotos?

Cuando te haces fotógrafo y sobretodo cuando te haces fotógrafo de paisaje, tienes que hacerte una pregunta ¿Por qué lo haces?

Esta es una pregunta de respuesta sencilla, es para hacerte famoso y ganar pasta a espuertas vendiendo fotos sin descanso. Sino, no tiene sentido buscar lugares recónditos y madrugar tus días libres buscando un amanecer que lo más seguro será feo, soso o brumoso. Pasar frío o calor mientras caminas por los caminos y senderos (jaja, caminos y senderos, estoy diciendo) siempre estará bien pagado, ya verás. No tener miedo a mojarte con la lluvia o las olas del mar hace que subas como la espuma en los ránkings de mejores fotógrafos de paisaje. Sufrir picaduras de insectos varios o ser el blanco de los inmisericordes mosquitos en las benditas noches de verano buscando la gloriosa Vía Láctea te convierte de manera automática en una figura a seguir. Y es que, si no va a ser para ganar pasta gansa ¿qué narices hago pasando largos minutos u horas delante del ordenador editando una imagen?

Alguna persona sí ha conseguido algo parecido a fama y pasta, pero desde luego no para hacerse rico y siempre a costa de sacrificio y tiempo. Porque efectivamente, esta maldición que es la fotografía, en el 99,9% de los casos no da fama, ni dinero.

Entonces ¿cuál es la respuesta a la pregunta inicial? cada cual tendrá una respuesta que se adapte a su persona, y si a alguien le interesa, os comentaré mis motivos.

¿Por qué lo hago?

La fotografía de paisaje es una bendición, y es una maldición, la adoras tanto como casi puedes llegar a odiarla en ocasiones. Pero la fotografía de paisaje es una forma de existencia, una forma de canalizar como Arte tus buenos momentos o tus épocas de frustración personal. Es una manera de ver el mundo diferente al resto del mundo. Ves cosas que pocos más pueden o quieren ver. Sientes como un lugar te puede llegar a abrazar o incluso patear el culo según se encuentre en ese momento. La fotografía te anima a buscar siempre lo mejor de lo te rodea, aunque aparentemente no tenga nada bueno o bonito. Respiras, te mueves, sientes, y en ocasiones paladeas momentos. Momentos que llenan un estómago espiritual para que en momentos menos buenos puedas recordar el sabor de algunos buenos ratos. En definitiva, vives. Cuando llega el momento que no puedes hacer fotos, en ocasiones, sientes que te falta algo, que solamente quien tenga esta afición puede llegar a comprender.

Por tanto no hago fotos por gloria o dinero (gloria, dinero, estoy aquí, ¿Cuándo vais a venir?) . Hago fotos porque me hace sentir bien, porque es importante, como lo es el deporte, los amigos, el amor y el trabajo (estos factores no están ordenados, así que olvidad lo de hacer cábalas sobre el factor más importante)

¿Participar en concursos?

Claro, como soy un tipo sencillo que no busca fama, pues no participo en concursos.

Hmm, Los concursos guapos, cuestan pasta (qué bien, pagar para al final lograr un: lo importante es participar) . Evidentemente hay prioridades, así que toca buscar concursos 0 coste. Pero sorpresa, no participo en esos tampoco porque considero muy a menudo que mi trabajo es poco interesante o malo (qué barbaridades pienso en ocasiones, de verdad) . En ocasiones los astros se alinean de manera correcta y termino participando en alguna suerte de concurso de popularidad del Face (mala idea) o concursos de algunos grupos o colectivos fotográficos en los que participo y algunas veces seleccionan algo de lo que presento.

Ese es un estupendo momento, ese reconocimiento que siempre está bien te llegue de los demás por lo que haces. Ese reconocimiento que también da un sentido a lo que haces. Porque añade un factor más a la ecuación de razones por las que hago fotos: gusta a los demás y en algunas ocasiones les hace sentir bien.

Y al fin una humilde selección…

Este es el caso de hoy. El grupo de Facebook El Cabo en Fotos organizó un concursillo (la segunda edición) para presentar fotografías de Cabo de Gata que como podéis ver en la web tengo algunas. Con la suerte de haber seleccionado un par. Ahora, para celebrar la nueva normalidad se montará la 2ª exposición El Cabo en Fotos. De una manera muy interesante, toda la población de Cabo de Gata, así como Pujaire se convierten en una sala de exposiciones enorme donde poder disfrutar de las obras seleccionadas.

¿Donde encontrar las imágenes?

Las imágenes se muestran en locales del pueblo, tanto del sector hostelero como cultural. Así, además de dar un paseo por la barriada disfrutando de su ambiente podemos contemplar bellas imágenes de Cabo de Gata. Según el lugar en el que nos encontremos podremos degustar algún plato, un café, copa, o lo que gustemos… claro está, con la debidas medidas de seguridad y distanciamiento por las circunstancias actuales que tenemos.

En lo que respecta a mi selección, estás dos imágenes han sido las agraciadas. Las podéis contemplar en la web también. Las encontraréis en el Café Añil en Cabo de Gata pueblo o en la Librería Cabo de Gata en la población de Pujaire, esa barriada que hay poco antes de llegar a Cabo de Gata pueblo.

Pues nada, después de esta chapa escrita, desearos que disfrutéis de la expo si os podéis acercar al Cabo ¿Quién no se acerca al Cabo en verano? y que me contéis por aquí o por el Face lo que os ha parecido la exposición y mis fotos, claro está.

Un saludo y hasta la próxima.

Deja un comentario

German Rubia Photography

error: All images are copyrighted by German Rubia